Celebrarme

Esta semana me estoy celebrando entera.

He llevado el cuerpo a tierra y he conseguido el impulso necesario para celebrar mis 50 años. Me da tanto vértigo como ilusión y ganas.

He cumplido 50 años y todavía tengo sitio para almacenar más recuerdos e imaginar nuevas experiencias, a pesar de todos estos años sigue intacto el deseo de saborear lo nuevo, de aprender, de sorprenderme.

Tengo muchas ganas de conocerme, de pasar tiempo conmigo y con otras.

En este año lleno de incertidumbres vivo fuerte una certeza: merezco lo mejor.

Me cuesta escribir la frase: merezco lo mejor.

Merezco lo mejor.

Una vocecilla por dentro resuena “ñiiiii tampoco te pases” o “claro, claro lo dices con la boca pequeña” pero esta vez no la callo y la escucho con paciencia. Me acuno en la queja: “ssshhhh estoy aquí, tranquila, estoy aquí”

Me reconforta escucharme. Escucharme de verdad, sin juicios.

Estoy a mi lado en todo momento y entregarme por completo. Estar conmigo en las buenas, en las malas y en las regulares. Cumplir mis promesas. Quiero dejar de buscar fuera y encontrarme dentro dándome lo que necesite a cada momento: acompañarme, mecerme en mis brazos, darme cobijo, pasarme la mano por el pelo, acariciarme y susurrarme al oído que todo irá bien.

Quiero sentirme cerca y reconocerme mujer completa, caminar en la dirección que YO elija porque soy YO la que marca mi rumbo que no es otro que respetarme, serme fiel, cuidarme y estar conmigo todos los días de mi vida.

Me abro sin miedo a todo lo bueno para disfrutar de todos los caprichos, vivir con placer, mejor dicho vivir desde el placer cada segundo de mi vida.

CONFIAR en mí y en la vida.

Respiro. Confio. Respiro. Confio. Respiro. Confio. Respiro. Confio. Respiro. Confio…

Una de las promesas que me he hecho a mi misma para celebrar mi 50 años es atender mi deseo de dedicar tiempo a compartir con otras mujeres todo lo que he aprendido estos años. Me gustaría infinito acompañarte en tu proceso de conocerte, quererte y permanecer a tu lado. Si tú también quieres celebrarte a lo grande escríbeme un mail a may@simequiero.com y hablamos de cómo podemos hacerlo. Estoy aquí y te voy a escuchar como me escucho a mí misma: sin miedo, con tiempo, sin juicios y con mucho amor para recorrer el camino que tú decidas.

 

Posts Relacionados

Dejar un comentario

Preferencias de Privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.